Ministro Heresi anunció que están trabajando un proyecto de modificación constitucional que plantea la imprescriptibilidad del delito de violación sexual a menores de edad.

El Ministerio de Justicia y Derechos Humanos (MINJUSDH) presentó hoy un estudio sobre la violencia sexual en el país, que contribuirá a la discusión, mejora y fortalecimiento de las políticas públicas y programas de prevención de este delito desde un enfoque multisectorial.

La investigación recoge testimonios de personas mayores de 60 años recluidas por delitos sexuales, mediante entrevistas individuales exhaustivas, y explora los antecedentes, características sociales y trayectorias de la vida sexual de los agresores, para entender cómo y por qué ocurren las violaciones a menores de edad perpetradas por hombres mayores.

El titular del MINJUSDH, Salvador Heresi, destacó que la presentación del estudio haya reunido a los sectores involucrados en la lucha contra este flagelo y sirva de escenario para reafirmar el compromiso de quienes quieren aportar en su solución. “Aquí estamos los ministerios de Justicia y de la Mujer, el Poder Judicial, Ministerio Público, Policía Nacional, la prensa. Todos los que queremos que nunca más un niño sea víctima de agresiones”, enfatizó.

Asimismo, comentó que más allá de los esfuerzos multisectoriales que siempre se invocan, “también es necesario el aporte de las personas desde nuestra propia conducta, desde el lugar donde estamos, desde nuestro rol de padres de familia, hijos, profesionales. Todos tenemos un papel que cumplir en este esfuerzo por erradicar la violencia sexual”.

En el marco de la actividad, además, el ministro anunció que el MINJUSDH está trabajando un proyecto de modificación constitucional que plantea la imprescriptibilidad del delito de violación sexual a menores de edad, para que el paso del tiempo no se convierta en cómplice de quienes han agredido a un niño que no tuvo la oportunidad de defenderse.

Recomendaciones

Los hallazgos del estudio “Agresores Sexuales. Antecedentes y trayectorias sexuales de adultos mayores recluidos por delitos sexuales” serán de utilidad para entender el fenómeno de la violencia sexual y enfrentar el problema desde los sectores Justicia y Derechos Humanos, Mujer y Poblaciones Vulnerables, Educación, Salud, Poder Judicial, entre otros.

La investigación recomienda el diseño de programas para la socialización de niños y adolescentes que incentiven estilos de crianza democráticos, con el fin de disminuir la presencia de relaciones autoritarias y desiguales; y el fortalecimiento de programas de protección para niñas y adolescentes mujeres, principales víctimas de los delitos sexuales. Asimismo, la implementación de planes de prevención de la violencia sexual mediante la identificación temprana de factores de riesgo que fueron examinados en la investigación.

Sobre la base de los testimonios de los propios agresores sexuales, se identificaron patrones comunes y recurrentes en ellos: provienen de relaciones autoritarias y de experiencias de violencia familiar e incluso sexual y tuvieron modelos de crianza en los cuales se afianza la desvalorización de la mujer. Asimismo, se observó una moral sexual e ideas de género y masculinidad ancladas en modelos tradicionales marcadamente machistas y que vivieron en medio de carencias afectivas o fueron víctimas de maltratos.

Además, identifica características de las víctimas, desde la visión de los agresores sexuales: personas vulnerables que por lo general son menores en estado de indefensión y desprotección familiar y social; y personas dependientes que se encuentran en condiciones de subordinación ante los victimarios, por edad u otras condiciones especialmente económicas.

De las 85,175 personas recluidas en los establecimientos penitenciarios del país, 16,141 (19% del total) corresponden a delitos sexuales. Entre los internos por delitos sexuales, principalmente en agravio de menores de edad, hay una proporción relativamente alta de mayores de 60 años.

En la presentación de este informe estuvieron presentes también la viceministra de la Mujer, Silvia Loli; el presidente en funciones del Poder Judicial, Francisco Távara; y representantes de la Fiscalía de la Nación y otras entidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *